Patrimonio Industrial



Elementos del patrimonio industrial y de la obra pública en Euskadi

Estación de Donostia

estacion_de_donostia
sombra imagen
Página web:  https://goo.gl/vWIHuP
Territorio:  Gipuzkoa
Municipio:  San Sebastián
Grado de protección:  Ninguno
Actividad:  Transporte y comunicaciones
estacion_de_donostiaUbicacion en Google Maps

La construcción del ferrocarril Madrid-Irún fue otorgada en concesión, el 18 de octubre de 1856, a la Sociedad Española del Crédito Mobiliario. La entidad financiera, que más tarde traspasaría la gestión de la nueva vía a la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España, encomendó la dirección de las obras de la sección Torquemada a Irún al ingeniero francés Alexander Casimir Letourneur.

Para la estación de Donostia, se levantó un edificio de corte clásico, de una sobriedad extrema, compuesto por un cuerpo central de dos plantas, con tres puertas de acceso en la inferior y tres ventanas en la superior. Adosados a este cuerpo central, se levantaron dos alas laterales de un piso, con seis puertas cada una de ellas. En el cuerpo central, la cubierta se configuró a cuatro aguas, mientras que en las laterales es a dos aguas, con el eje paralelo a las vías. El conjunto se completaba con una sencilla marquesina, de estructura metálica, que cubría únicamente el andén principal.

A principios de la década de los ochenta del siglo XIX la Compañía del Norte decidió ampliar el edificio según el proyecto redactado por el ingeniero francés Albert Biarez. La ampliación consistió en añadir dos martillos en los extremos de las dos alas laterales del edificio de Letourneur, así como la construcción de una cornisa corrida que oculta a la vista las cubiertas originales de la estación.

Pero la actuación más destacada fue, sin duda, el montaje de una marquesina metálica que cubría tanto el andén principal como el secundario, así como las dos vías que quedaban entre ambos. El suministro de dicha marquesina fue contratado con la empresa francesa de construcciones metálicas Gustave Eiffel et Compagnie. La cubierta se levanta sobre un conjunto de cuchillos articulados, sistema Polonceau, que se apoya por una parte en el propio edificio y, por la otra, sobre columnas de función. La cubierta estaba rematada por una linterna longitudinal que permitía cierta iluminación natural y, sobre todo, la evacuación de los humos de las locomotoras, así como con tres pequeños lucernarios.

El conjunto se completó en 1905 con la construcción de nueva pasarela peatonal sobre las vías que se sustituyó en 1922 por otra de hormigón. Desde entonces, la fisonomía exterior de la estación del Norte de Donostia ha experimentado pocos cambios. La marquesina es, probablemente, el elemento más destacado de la estación donostiarra, como consecuencia de haber sido diseñada por el más reputado ingeniero del acero del siglo XIX, Gustave Eiffel. De hecho, es la única estructura construida por su empresa para la Comunidad Autónoma del País Vasco y, también, la única que se conserva en todo el Estado español. Patrimonio industrial en el País Vasco, vol 2, p. 1117.

Estación de Donostia
sombra imagen