¿Sabias que...

...el horno más grande de la Península tenía nombre de mujer y estaba en Sestao?

---el_horno_mas_grande_de_la_penins
sombra imagen

EN 1968 SE INAUGURÓ EL HORNO ALTO 2 A – MARÍA ÁNGELES

Era la primera vez que a un alto horno se le ponía nombre de mujer. Fue el horno alto más grande de España y uno de los de mayor capacidad de Europa. Hasta entonces, a los hornos altos se les denominaba por números y en alguna ocasión por letras. En la fábrica de Barakaldo hubo hasta cuatro hornos altos. Dos desaparecieron en 1939. Se les conocieron por el 1, 2, 3 y 4. En aquella misma época en la fábrica de Sestao hubo tres hornos altos con los números 5, 6 y 7.

Pasada la Guerra Civil se reordenó la fábrica, tratando de potenciar la cabecera en Sestao y dejar la de Barakaldo para fabricación de acero y laminados. A partir de 1939, en el espacio que ocupaban el 5, 6 y 7, se construyeron el A, B, C, D, una batería de hornos altos que usaba un único sistema de cargue automático de patente alemana. Más tarde en 1958 sobre las bases del C y D se construyeron el 1 y el 2 que perduraron hasta el cierre de la Fábrica en 1996.

Tradicionalmente cuando se encendía un horno alto, la madrina de la ceremonia era la hija del productor más antiguo del departamento. Por primera vez en la historia de A.H.V. se saltó el protocolo y en esta ocasión fue Maria Ángeles Velasco, esposa del Ministro de Industria D. Gregorio López Bravo, la que ejerció de madrina en el encendido del Horno Alto 2A. Para hacer el encendido del horno se usaba una larga antorcha con la que se prendía en la reguera, cerca de la piquera por donde debería salir el arrabio, una cantidad de serrín y viruta de madera. Dentro del horno se llenaba con madera de roble o encina para iniciar la combustión. Después se cargaría con mineral, cok y castina- (Existe una réplica de la citada antorcha en el Museo Minero de Gallarta).