¿Sabias que...

...hubo un ferrocarril sumergido en la costa vasca?

---hubo_un_ferrocarril_sumergido_en
sombra imagen

El ferrocarril sumergido de Ontón se utilizó como cargadero de mineral en la costa occidental de Bizkaia. No era un cantilever sino un sorprendente artefacto de funcionamiento automático ideado por Alberto de Palacio.

Según un artículo publicado en ”El Noticiero Bilbaíno“ del 12 de julio de 1890, se describía así:

Consistía en unas vías de 250 pies de longitud y 20 de ancho, con dos hileras de raíles, separadas tres pies y tres pulgadas entre si, con una pendiente del 5%.

El carro, provisto de ruedas que discurren por los cuatro carriles,  carga el mineral a unos 70 pies sobre los carriles, con lo cual sobrepasa la cubierta de los buques ordinarios.

La torre, está unida a tierra por cables de acero apoyado en poleas fijas en las rocas. Al extremo del cable en tierra, se unen unos pesados carros que descienden por un plano inclinado, atrayendo a la torre hacia tierra cuando queda vacía.

El mineral, que llega de las minas, no muy distantes, por un tranvía aéreo, baja a un cargadero, cuya puerta se abre automáticamente al acercarse la torre vacía, cerrándose al llenarse con unas 100 toneladas y exceder su peso al de los carros, alejándose entonces la torre hasta el buque. Moviendo una palanca, se inclina la plataforma y el cargamento cae casi instantáneamente sobre el barco repitiéndose la operación.

Este original sistema, no mencionado hasta hoy por ninguna  publicación que identificase el grabado con el autor y describíase su funcionamiento, queda explicado en el esquema anexo.

Su autor, Alberto del Palacio, fue el arquitecto autor del Puente de Bizkaia (Puente Colgante), del Palacio de Cristal Retiro y de la Estación de  Atocha en Madrid.