Patrimonio Industrial



Elementos del patrimonio industrial y de la obra pública en Euskadi

Bodegas marqués de Riscal

bodegas_marques_de_riscal
sombra imagen
Página web:  https://goo.gl/daxpEo
Territorio:  Alava-Araba
Municipio:  Elciego
Grado de protección:  Ninguno
Actividad:  Agroalimentario
bodegas_marques_de_riscalUbicacion en Google Maps

Las primitivas instalaciones de las Bodegas Marqués de Riscal subsisten en el modernísimo conjunto de edificaciones del proyecto denominado Ciudad del Vino, y que tiene en las instalaciones diseñadas por Frank O. Gehry para el Hotel Marqués de Riscal su imagen icónica. Las instalaciones históricas se componen de la bodega original con una primera ampliación en 1873, la bodega construida en 1883, la casa residencial o del administrador y el antiguo edificio de expediciones.

La bodega primitiva fue proyectada en 1860 por el ingeniero logroñés Ricardo Bellsolá. Son dos naves de dos crujías, una de las cuales acoge las pilas de barriles para el envejecimiento de los caldos y la otra, las cubas para la fermentación del mosto, el taller de tonelerías, un cuarto de herramientas y un almacén. Esta bodega aloja también el botellero centenario, denominado La Catedral, que conserva botellas de todas las añadas elaboradas desde aquel lejano 1862 en que vio la luz la primera. El edificio está realizado en sillarejo de arenisca, con sillares en esquinas, vanos y accesos. La cubierta está rematada por tejas curvas sobre un tejado a dos aguas para cada crujía. La fachada de la crujía derecha luce en el hastial el reloj que da nombre a la plazuela en la que antiguamente se organizaba el trabajo de toda la bodega. Pegada a este edificio se levanta la nave de calados, de similares medidas y con el mismo esquema constructivo: dos crujías, cada una de las cuales alberga otras tantas galerías de bóveda de cañón, donde se apilan los barriles de vino.

Esta primera construcción, que llegó a convertirse en paradigma para las futuras bodegas riojanas, se inspiró en las bodegas bordelesas y supuso una auténtica revolución en el, hasta entonces, tradicional mundo del vino. La aplicación a la producción vitivinícola de esquemas industriales cundió pronto en el sector de tal forma que supuso un modelo para las futuras bodegas que se implantaría en La Rioja.

En la propia bodega Riscal, a la hora de construir un nuevo edificio, en 1883, repitieron el esquema de las dos naves diferentes adosadas: la de elaboración y la de calados. La primera, de planta rectangular con dos crujías, tiene dos alturas y fábrica de sillarejo en arenisca. Las esquinas, los recercos de vanos y los accesos, se embellecen con sillares. Dieciséis pilares de madera sobre zócalo de piedra, divididos en dos hileras, soportan la estructura de cada nave con cubrimiento a dos aguas de tejas curvas. El edificio tiene un porche que descansa en un pilar central de sillería, en cuyo capitel se fecha la construcción (1883). El interior conserva la estructura original, con catorce grandes cubas o tinas de madera de roble para la fermentación de los caldos. También se conserva en esta nave una vieja prensa manual, modelo Victoria, suministrada por la empresa logroñesa Marrodán y Rezola. La nave de calados también tiene planta rectangular, aunque sus dimensiones son algo mayores. Patrimonio industrial en el País Vasco, vol 1, p. 147.

Bodegas Marqués de Riscal
sombra imagen
Bodegas Marqués de Riscal
sombra imagen
Bodegas Marqués de Riscal
sombra imagen