Patrimonio Industrial



Elementos del patrimonio industrial y de la obra pública en Euskadi

Casas Baratas “La Felicidad"

casas_baratas_undefinedla_felicidad
sombra imagen
Página web:  https://goo.gl/vWIHuP
Territorio:  Bizkaia
Municipio:  Barakaldo
Grado de protección:  Ninguno
Actividad:  Vivienda
casas_baratas_undefinedla_felicidadUbicacion en Google Maps

Como consecuencia del intenso proceso industrializador y el drástico crecimiento demográfico, uno de los principales problemas de Bilbao y su entorno en los primeros treinta años del siglo pasado, fue la escasez de vivienda para alojar a la ingente mano de obra. La solución, o el intento de paliar el problema, implicó a todas las administraciones que fueron articulando propuestas sucesivas de menor o mayor éxito. Las leyes de casas baratas de 1911, 1921 y 1924 otorgaban ayudas a la construcción de vivienda obrera, aunque eran los propios obreros, que deberían asociarse en cooperativas, quienes deberían solucionar sus necesidades de vivienda. En Bizkaia, la Diputación apoyó con firmeza esta política actuando como intermediario y creando en 1921 la Caja de Ahorros Vizcaína, como instrumento financiero.

El modelo de viviendas que se generalizaron bajo estos auspicios fueron un tipo de viviendas unifamiliares en propiedad, construidas en hileras adosadas, bajo la fórmula de asociaciones cooperativas. La modalidad de vivienda en alquiler se centró en el municipio de Barakaldo, y de éstas la cooperativa “La Felicidad” fue la única cooperativa de vivienda obrera que entró bajo la denominación de Casas Baratas, en régimen de alquiler. Promovida en 1930 por trabajadores de Altos Hornos de Vizcaya, la constituye un conjunto de seis casas dobles, de planta baja y tres alturas, organizadas en planta de U. Se encargó el proyecto al arquitecto Ismael Gorostiza, que sería asimismo autor de otros grupos de cooperativas de viviendas, como “La Armonía”, “La Numancia”, “El Ahorro” y “Villa Rontegui”, en las que, como en “La Felicidad”, empleó hormigón armado para las vigas y pilares.

En “La Felicidad” empleó un lenguaje arquitectónico de inspiración art-decó y de remarcable elegancia en el diseño de los portales, decorados con azulejos de motivos geométricos y vistoso colorido. Las viviendas, de 75 m2, se distribuyen en cocina, sala, cuatro dormitorios y un retrete. Todas las piezas tienen luz natural y ventilación directa y disponían de agua corriente. Patrimonio industrial en el País Vasco, vol 2, p. 1167.

Casas baratas La Felicidad
sombra imagen
Casas baratas La Felicidad
sombra imagen