Patrimonio Industrial



Elementos del patrimonio industrial y de la obra pública en Euskadi

Central hidroeléctrica Patala

central_hidroelectrica_patala
sombra imagen
Página web:  https://goo.gl/daxpEo
Territorio:  Bizkaia
Municipio:  Berriz
Grado de protección:  Ninguno
Actividad:  Energía

La central hidroeléctrica Patala fue construida hacia 1900 coincidiendo con el período en que la energía eléctrica adquirió importancia fundamental como fuerza motriz en la industria y el transporte. Suministró fluido eléctrico al tranvía de Arratia así como a industrias locales y al alumbrado público de la vecina villa de Durango.

La central está construida junto al cauce del arroyo Arria, en un valle estrecho por cuyas laderas fluyen numerosos arroyos que vierten a aquél. La abundancia de recursos hídricos propició que, en un cauce de poco más de dos kilómetros, se construyeran hasta diez centrales hidroeléctricas, siendo Patala la más grande y la única que en la actualidad sigue funcionando como tal. El edicifio consta de tres naves. La central alberga las turbinas y los generadores, la de la derecha estaba destinada a oficina y vivienda, la situada a la izquierda se añadió en 1950 para contener los transformadores y las celdas de alta tensión. Las dos naves originales están construidas con un zócalo de sillares, siendo el resto de los paramentos de mampostería, excepto los recercos de los vanos, que son de ladrillo. Los accesos y vanos de iluminación presentan una cuidada simetría, especialmente aparente en las fachadas delanteras de la nave de turbinas y de la destinada a vivienda. Es un edificio de sobria elegancia, más austero que otros dedicados a usos industriales eléctricos en esa época.

En cuanto al equipamiento electromecánico, los elementos fundamentales, turbinas y generadores, datan de la reforma realizada en 1951 para adaptar la central a las nuevas circunstancias tecnológicas necesarias para conectarse a la red y ser rentables. Hay tres turbinas de tipo Pelton, acopladas a sendos generadores síncronos construidos por General Eléctrica Española. La reforma de la central incluyó la construcción de la tercera nave, que alberga los transformadores que sirven para elevar la tensión generada para poder conectarse a la red eléctrica para vender la producción.

La central eléctrica trabaja con dos saltos de agua que aprovechan los caudales de los arroyos Urtzillo, Arlaban y Akelkorta. Cada uno de los saltos cuenta con los correspondientes elementos de obra civil para la captación y conducción del agua hasta la central. Patrimonio industrial en el País Vasco, vol 1, pg. 370.

 

 

Central hidroeléctrica Patala
sombra imagen
Central hidroeléctrica Patala
sombra imagen