Patrimonio Industrial



Elementos del patrimonio industrial y de la obra pública en Euskadi

Estación Bombeadora de Elorrieta

estacion_bombeadora_de_elorrieta
sombra imagen
Página web:  https://goo.gl/vWIHuP
Territorio:  Bizkaia
Municipio:  Bilbao
Grado de protección:  Ninguno
Actividad:  Siderurgia
estacion_bombeadora_de_elorrietaUbicacion en Google Maps

En 1891 el ayuntamiento de Bilbao convocó un concurso de anteproyectos de saneamiento (Mens sana in corpore sano). Lo ganó Recaredo de Uhagón (1848-1912) con un proyecto que conservaba la red de aguas pluviales y construía un nuevo alcantarillado para las aguas sucias que se recogerían en dos colectores en la margen izquierda y uno en la derecha y, cruzando la ría mediante sifones, por La Merced y Deusto, se llevarían hasta un gran depósito en Elorrieta.

En Elorrieta se construyó la casa de bombas, un pequeño edificio de una planta hacia el ex­terior y en el interior, planta baja y sótano –construido con muros de hormigón– formando un único volumen que alojaría las máquinas y bombas y las calderas. En estancias independientes se disponía un taller de reparaciones y una carbonera-fragua. Las grandes ventanas y el ladrillo prensado y la piedra: sillería caliza en los zócalos y arenisca en las cornisas y remates, otorgaban carácter a la construcción. La doble cubierta de zinc a cua­tro aguas, sostenida por armaduras Polonceau de pares de madera y tirantes de hierro, delataba su función industrial. Una chimenea de ladrillo de 25 m de altura evacuaba los humos de las calderas de vapor. Hacia la ría, se disponía el depósito subterráneo, construidos con muros y solera de hormigón y cubierto por bóvedas de arista del mismo material de 5 m de luz, que se apoyaban sobre 45 pilares de ladrillo. Más al norte, la torre piezo­métrica en cuyo interior las aguas bombeadas se elevaban a la altura necesaria para poder alcanzar la ordenada del túnel de La Galea. La torre, de una gran belleza de pro­porciones, constituía un verdadero hito visual en la instalación y junto a ella, se construyeron las fosas sépticas y las balsas de decantación para la depuración del agua utilizada en la condensación de las máquinas.

La maquinaria se encargó, en 1899, a la casa inglesa James Simpson y Cía.: dos máquinas de vapor Worthington de dos bombas con sus correspondientes cilindros de vapor que trabajaban a triple expansión, tres calderas Ba­bcock & Wilcox provistas de recalentadores de vapor y dotadas de sus correspondientes bombas de alimentación, también Worthington. La instalación se completaba con una grúa puente manual móvil de cinco toneladas, y con un generador de corriente para la iluminación, de Tangyes Ltd. (Birmingham, Inglaterra) y Weston Electrical Instrument Corp. (Newark, New Jersey, EE UU), incorporado en 1902.

En los años cuarenta, se eliminaron las calderas quedando inutilizadas las máquinas de vapor que, al igual que el resto de instalaciones, se mantuvieron en perfecto estado hasta los años 90 en que el Ayuntamiento y el Consorcio abandonaron el recinto. Con las obras del Metro se rasgó el depósito subterráneo, se derribó la hermosa torre piezo­métrica y se destruyeron las fosas sépticas y balsas de decantación. La ausencia de vigilancia propició el deterioro de la cubierta, y el expolio de la maquinaria.

El valor histórico y patrimonial del conjunto: depósito, casa de máquinas y maqui­naria que alberga, así como las pequeñas construcciones de registro del túnel en Getxo, conocidas como Malacates es de primer orden. Después de un largo periodo de abandono, la maquinaria ha cobrado nuevamente vida gracias a un meticuloso y científico proceso de restauración. Patrimonio industrial en el País Vasco, vol 2, pg. 734.

Estación Bombeadora de Elorrieta
sombra imagen
Estación Bombeadora de Elorrieta
sombra imagen
Estación Bombeadora de Elorrieta
sombra imagen