Patrimonio Industrial



Elementos del patrimonio industrial y de la obra pública en Euskadi

Molino de papel Azpikoetxea

molino_de_papel_azpikoetxea
sombra imagen
Página web:  https://goo.gl/daxpEo
Territorio:  Gipuzkoa
Municipio:  Legazpi
Grado de protección:  Inventariado
Actividad:  Papel y artes gráficas

La aparición de las manufacturas papeleras fue una salida para los molinos y ferrerías en la crisis del siglo XIX aprovechando las instalaciones hidráulicas existentes. Por esa fecha se construyó una fábrica de papel en el molino Azpikoetxe. El 1864 el arrendamiento pasó a Miguel Ignacio Echeverría, padre de Patricio Echeverría, fundador a su vez de la fábrica de herramientas del mismo nombre. En 1899 se transformó en fábrica de cartón. En 1929 fabricaba tacos de fieltro y cartón para cartuchos de caza, más tarde se orientó también hacia el mercado textil: moquetas, fieltros, etc. La empresa continuó en activo hasta 2001, cuando cesó definitivamente su actividad.

El edificio original, conocido como Azpikoetxe, donde se fabricó papel durante todo el siglo XIX, es de planta rectangular y cubierta a dos aguas con caballete paralelo a la fachada principal. Tiene sótano, planta baja y dos pisos. En 1928 se le adosó una crujía y se elevó un piso. En su interior conserva un interesante patrimonio mueble. En el sótano y en la planta baja se conserva la obra de fábrica del salto de agua del molino, así como los apoyos de los motores que accionaban la maquinaria que se encuentra en los pisos superiores. En la planta primera se conservan cuatro molinos de piedra con cuba de hormigón armado, con dos piedras cada uno, que dejaron de utilizarse en1965 y dos pilas de refino. También el tamiz o cedazo que cuelga del techo dentro de una caja de madera mediante cuatro hierros con contramarcha, cada uno con motor propio que le imprimía un movimiento por el que hacía que la pasta de papel se desprendiera de las impurezas, y el pulpmaster sobre cuatro patas metálicas y base de obra y el transportador de pasta. La planta segunda conserva tres depósitos de hormigón armado para de preparación de colas y el mezclador de chapa con agitador vertical y serpentín. Es interesante el montacargas de cabina abierta, equilibrada por contrapeso por cables que se enrollan sobre tambor movido por reductor de vis sin fin con freno electromagnético.

El valor principal del molino Azpikoetxea es su singularidad, ya que es el único molino papelero existente en la Comunidad Autónoma Vasca que todavía conserva la maquinaria lo que le ha hecho merecedor en 2009 de la declaración como Monumento.

En torno a aquel primer molino papelero se fueron construyendo edificios fabriles. Uno de ellos alberga desde 2010 Chillida-Lantoki, un espacio expositivo dedicado a la relación entre el escultor Eduardo Chillida y la creación de algunas de sus monumentales obras en empresas siderometalúrgicas, entre las que destaca la cercana, Patricio Echeverría S.A. Desde 2003 está incluido en el Inventario General del País Vasco como Bien Cultural (BOPV. Orden 21 de enero de 2009). Patrimonio industrial en el País Vasco, vol 1, pg. 655.

Molino de papel Azpikoetxea
sombra imagen
Molino de papel Azpikoetxea
sombra imagen