Patrimonio Industrial



Elementos del patrimonio industrial y de la obra pública en Euskadi

Talleres de Guernica

talleres_de_guernica
sombra imagen
Página web:  https://goo.gl/vWIHuP
Territorio:  Bizkaia
Municipio:  Gernika-Lumo
Grado de protección:  Calificado
Actividad:  Siderometalurgia y bienes de equipo
talleres_de_guernicaUbicacion en Google Maps

La empresa Talleres de Guernica S.A. se creó en 1916 y se ubicó en Gernika, junto a la estación de ferrocarril Amorebieta-Guernica-Pedernales y la carretera de Bilbao a Bermeo. El proyecto arquitectónico corrió a cargo de Ricardo Bastida, quien lo realizó entre 1916 y 1917, siguiendo los postulados de la vanguardia europea, representada por la secesión vienesa.

El conjunto fabril lo componían tres pabellones, un transformador, dos almacenes y el taller de carpintería. El pabellón nº 1, de oficinas y máquina herramienta, sigue el modelo de la fábrica de pisos. Está realizado en hormigón armado, reforzado en la planta baja por una armadura del mismo material. Los muros exteriores se cierran con asta entera salvo en los machones, donde el asta es doble. La cubierta es plana e impermeabilizada con cemento volcánico. La ornamentación a base pilastras gigantes rematadas con vistosos capiteles, bandas de líneas paralelas dobles, recuadros repetidos, el cuerpo del reloj para destacar el acceso principal, está condicionada por los grandes ventanales que inundan el interior con luz natural. En 1926 el arquitecto Hermenegildo José Murga añadió una altura más que no supuso alteración alguna respecto al proyecto inicial.

Los otros dos pabellones se proyectaron según el modelo de naves industriales. El pabellón nº 2, el taller de forja, es una gran nave diáfana de planta rectangular. La fachada, también inspirada en el secesionismo vienés, es de gran belleza. Juega con el contraste cromático blanco y marrón, las texturas y las formas geométricas y curvilíneas. El pabellón nº 3, de modelos, es un gran pabellón construido con estructura de hormigón armado y cubierta en shed de cerchas metálicas que descansan sobre pilares de hormigón armado. La fachada principal se resuelve, también, con un lenguaje vienés de factura idéntica a la del pabellón nº 1. Emplea las pilastras pareadas que enmarcan los huecos, el contraste cromático blanco y marrón, el antepecho que remata la cubierta con el anagrama de la empresa realizado en azulejos de vistoso cromatismo.

Con Talleres de Guernica Bastida realizó un brillante ejercicio arquitectónico, logrando una acertada síntesis compositiva entre la racionalidad exigida por el uso fabril y el logro de una estética monumental industrial. Desde 2012 tiene la calificación de Bien Cultural (BOPV. Decreto 2/2012). Patrimonio industrial en el País Vasco, vol 2, p. 873.

Talleres de Guernica
sombra imagen
Talleres de Guernica
sombra imagen